Pues la marea de los mercados está bajando a marchas forzadas. Estamos camino de uno de los peores meses de diciembre en la historia, y uno de los peores trimestres, y evidentemente eso empieza a dejar ver algunas vergüenzas del mercado.

En realidad es algo bueno y necesario, y quizás llevábamos demasiado tiempo olvidando que los mercados suben y bajan, es lo normal

Mucha gente ha entrado al mercado de renta variable al calor del dinero fácil y nunca hay que olvidar que nada es gratis, y que la rentabilidad siempre está asociada al riesgo. SIEMPRE

Empiezan las dudas con los gestores estrella

Hemos vivido un momento de gran euforia en los mercados, en los que cada día aparecían nuevos fondos de inversión, muchos de ellos value como manda la moda.  No es nada nuevo, en las acciones sucede con las salidas a bolsa que se multiplican como setas.

Con su de momento nefasta inversión en Arytza, Paramés ya hace tiempo que está en el punto de mira de muchos, algunos le tenían ganas (viejos amigos, nuevos enemigos) y otros ya hace tiempo se la tienen (el lobby bancario que suele ser patrocinador de los medios de comunicación)

Pero no es el único. Muchos partícipes entran en los fondos que más suben, y eso cuando el mercado cae se deja notar. Eso lo saben bien en True Value, dónde ya empiezan a notar las salidas de capital y las críticas, prueba de ello el mensaje de Alejandro Estebaranz

Entendemos que son momento difíciles para el partícipe ya que es el mayor mercado bajista desde que inició el fondo. Tanto Jose Luis como yo, somo los primeros en tener pérdidas sobre el papel en 2018 en True Value por nuestro alto compromiso con el fondo. Es en estos momentos es donde el mercado de renta variable pone a prueba al inversor, si uno decide aguantar o tomar ventaja del mercado, su confianza y su cartera saldrá fortalecida a largo plazo cimentando así la confianza en uno mismo como inversor. Sin embargo, si aceptamos el valor actual de los activos y realiza la pérdida permanente el mercado habrá vencido al inversor y a su confianza a largo plazo. Es difícil saber que va a hacer el mercado a un año vista, pero de lo que sí estamos seguros, es que dentro de 3-5 años uno mirará a este mercado y dirá: » Qué buena oportunidad fue de comprar», al igual que lo fue 2008, 2011 ó 2016. Estoy convencido que el 8.500 del IBEX ó el 2.450 del S&P500 no van a ser el máximo histórico, y de que la RV va a batir a los bonos, letras o liquidez a largo plazo.

Y eso se traslada a los flujos de dinero:

CFA Nivel III superado, misión cumplida
Fuente: Finect

Desaparecen las carteras de inversores y la transparencia

Otro elemento común de las vacas flacas es que la transparencia se vuelve opacidad. Gestores que detallan todos sus movimientos dejan de hacerlo, otros que llevaban empresas que caen un 40% misteriosamente han vendido justo antes de la caída

Pero lo mejor es cuando se dejan de publicar carteras que siempre se han ido publicando en las buenas épocas. Es mucho mejor publicar que vas ganando un 20% que la pérdida de un 30%.

Eso lo vemos mucho en youtube, twitter, etc. Es importante que cuando leas lo que alguien dice que hace, tengas en cuenta su trackrecord y si algo de lo que dice es demostrable, o fácilmente manipulable en una cuenta de valores paper. Busca siempre skin in the game

El largo plazo deja de serlo

Todos somos inversores fundamentales a largo plazo, hasta que vemos nuestra cartera en rojo y nos entran las dudas

Particularmente llama la atención la gente que apuesta por las carteras de dividendos. Los que seguís el blog sabéis que es algo que he criticado bastante, no porque no me parezca que sea una estrategia de inversión válida, sino porque por momentos parecía más una religión que una estrategia tan válida como cualquier otra. Algunos ejemplos las entradas de  Los dividendos ¿son la respuesta o parte del problema? o El lío de los dividendos

Algunos inversores ahora tienen dudas con la estrategia dado que no entraba en sus planes ver sus posiciones en rojo por mucho que cobren dividendos. 

Todas las estrategia son válidas siempre que se sea consecuente con ellas, siempre he defendido que la estrategia de cobro de dividendos no es apta para inversores noveles, para ellos, mucho mejor indexarse y no tener que escoger en qué empresas invertir, ni el momento

CFA Nivel III superado, misión cumplida

Todos tenemos un plan hasta que recibimos la primera bofetada

Frase de un gran filósofo como es Mike Tyson. Y esa es la realidad. Si tienes un plan siguelo, es mejor que no tener ninguno y actuar al albur de los caprichos del mercado

Si la idea era hacer aportaciones periódicas, hazlas como tenías previsto. SI querías comprar Google cuando bajara de 1.000, ahora ¿por qué quieres esperar a que llegue a 800?

Si quieres invertir en AT&T, ahora la tienes por debajo de 28us, mínimos de siempre. Y lo mismo podríamos decir de tantas y tantas empresas que se encuentran a precios inimaginables semanas o meses atrás

Conviene recordar que después de la tormenta siempre viene la calma:

S&P500 down quarters over 10%

Vemos que en muchos casos, al  cabo de un año los que aguantaron e incluso incrementaron sus apuestas, fueron los vencedores

Recordar que Peter Lynch sacó rentabilidades medias cercanas al 20% anual, y la mayoría de sus clientes perdieron dinero por entrar y salir en el peor momento

Conclusión: Sigue tu plan

Todos debemos tener un plan, y si no tienes el tuyo, es lo primero que debes plantearte. Cada uno el suyo, el que le permita aguantar los malos momentos sin que le quite el sueño

Es mejor que tardes meses en definir cuál es el tuyo, pero que luego no te salgas de él, porque ese es el error que suelen cometer los inversores. Recordemos que para invertir con éxito, el 80% es psicología, el 20% restante es fácil tenerlo.

 Y una vez fijes tu hoja de ruta, síguela. El mercado es como una sirena que intentará llevarte al agua con sus cantes, y lo más difícil es mantenerse firme.

Los inversores más longevos ya han vivido la crisis del 2000 o 2008, pero otros muchos, algunos de ellos gestores, sólo han vivido las vacas gordas. Es una buena prueba de fuego para todo

Buenos Beneficios

Si has considerado el artículo interesante, te agradecería enormemente que hagas difusión en la RRSS o lo envíes a tus amigos. Para hacerlo sólo tienes que clickar el icono justo debajo, además si te suscribes, recibirás todas las entradas en tu correo

 

10 Comentarios

  1. Así es FM. De todas formas, es tan sencillo como no vender, olvidarse y listo. Y si además compramos de manera más o menos periódica (no sabemos cuándo parará la sangría), mejor. Yo con el rollo de los planes de pensión hice aportación a Cobas hace un par de semanas, aunque era obligación fiscal antes de acabar el año.

  2. Hola FM! Vaya! Agradable sorpresa al ver este post, te he visto inspirado socio.

    Cuando el mercado cae lo hace para todo le mundo, da igual si eres Guzmán, Paramés o Estebaranz. La diferencia con los inversores de a pie como nosotros es que ellos saben mejor lo que hacer en estos momentos.

    Durante una caída el plan es sencillo. Si algo te gustaba a un precio y se pone más barato, pues todavía debería gustarte más. Emocionalmente es otra historia…
    No hay ni una sola vez en la que no esté cagado de miedo al comprar en una caída, incluso más aterrado al ver que la cotización sigue cayendo después de comprar, cosa que suele pasar. En ese momento empiezan a surgir los miedos y las dudas ¿Me habré equivocado? ¿Debo huir de aquí antes de que sea demasiado tarde?

    Es un miedo irracional. Pocas veces existe peligro real a largo plazo con una cartera mínimamente diversificada. Si compras una compañía a 7 pensando que vale 10, y cae a 4, hay que alegrarse porque tenemos un chollo al alcance. Y nunca siente uno alegría en esos momentos. FM me comentaba el otro día que Papá Noel nos ha traído muchos regalos este año, y tiene razón. En petróleo y gas por ejemplo hay compañías cotizando a menos de 0,4x reservas probadas, es ridículo.
    Sin embargo emocionalmente es duro. Si nos puede el pánico y decidimos vender, entonces descargaremos el estrés y la tensión, el sufrimiento desaparecerá. Nos habremos sacado la espina y podremos seguir nuestro camino ¿No es cierto? Craso error.

    De niño visitando el zoo entramos en el terrario, estábamos observando a una serpiente venenosa que yacía plácidamente, una cobra. De pronto se encabritó y se abalanzó sobre nosotros provocando gritos de terror y la desbandada general. Huimos despavoridos. Huimos sin pensar. Huimos sin ninguna razón ya que un buen cristal se interponía entre la serpiente y nosotros. No existía peligro real.

    La diversificación, el largo plazo y el margen de seguridad es ese cristal que nos protege de la cobra.

    Salu2 Cordiales

  3. Buenas, es mi primera caída, no hace mucho que invierto, creo que tengo buenas acciones y buenos fondos de inversión en cartera, por suerte he seguido el consejo de solo invertir dinero que no necesito, por eso duermo la verdad. Espero que dentro de un año o dos me pueda descojonar del miedo que he pasado pensando si esta vez va ser distinto y la bolsa no se va a recuperar en la vida, pero bueno yo sigo a lo mio aportando a los fondos y comprando acciones que me parecen baratas.
    A ver si no pasa como en Harry Potter que desaparece el cristal de la serpiente.

    Salu2

  4. Buenas, gran artículo y muy motivador en estos momentos de «pánico vs oportunidades». Para mi también es la primera caída pero la historia VALUE dice que nos recuperaremos tarde o temprano. Timing, diversificación y largo plazo!!! ánimo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here