Seguramente, si sigues este blog de forma recurrente es porque eres una persona que tiene cierto nivel de ahorro, que le permite plantearse invertir en renta variable o en otras alternativas para obtener cierta rentabilidad.

Sin embargo, no debemos perder de vista que lamentablemente en nuestros país hay mucha gente que no piensa en ello, y que o bien tiene una situación compleja, o bien está inmersa en la carrera de la rata que Kiyosaki define en sus libros. De forma que, seguro que tienes algún conocido o familiar que en algunos momentos tienen problemas para atender ciertos pagos, o escuchas que no se pueden permitir cambiar la caldera o reparar el coche.

Por ello, lo primero que deberíamos plantear como medida a largo plazo es el auto ahorro. Para este perfil de gente menos consciente con sus gastos, puede ser útil pre ahorrar parte de su dinero para evitar gastos superfluos e ir dotando el fondo de reserva para imprevistos.

Sin embargo, en esta entrada voy a plantear algunas alternativas para obtener dinero rápido, para todo aquellos que no han hecho los deberes, que son más de los que nos creemos. Estos días, con las huelgas de metro/bus en Barcelona he tenido la ”oportunidad” de escuchar algunas conversaciones ajenas que me recuerdan a la que tuve hace tiempo con un familiar que me pidió consejo sobre la mejor forma de obtener dinero rápido para un imprevisto, y que ya os comenté en su momento. Vamos a analizar algunas alternativas rápidas que pueden ser de utilidad.

Tarjeta de crédito revolving: Seguro que has recibido publicidad con grandes descuentos por uso de tarjetas en tu domicilio de tu banco, en algún centro comercial o web. Si miras a fondo, casi seguro que son tarjetas con pago aplazado, no con pago a final de mes. Eso nos permite aplazar las liquidaciones pagando sólo una parte de la deuda pendiente. Esta opción es poco recomendable, ya que los tipos de interés elevados, y si se usan para disponer de dinero en efectivo llevan aparejada otros gastos y comisiones dependiendo de cada caso.

¿Es razonable que los bancos cobren por los depósitos?

 

Disposición crédito hipotecario: En su momento, se comercializaban los llamados créditos hipotecarios abiertos, mediante los cuales el banco nos autorizaba un límite máximo, del que disponíamos el primer día para comprar la vivienda. Pero a medida que íbamos amortizando, posteriormente podíamos volver a disponer para otros gastos. Esta es una buena opción, pues el tipo de interés es muy bajo. La pega es que esta opción probablemente sólo sea válida para los que ya tengan el producto, ya que ahora es una modalidad en desuso por las nuevas políticas de riesgo de los bancos.

Préstamo pre concedido bancos: La mayoría de entidades bancarias ofrecen esa posibilidad a algunos clientes. Son préstamos personales pre concedidos, normalmente disponibles en la banca online y que podemos usar de forma inmediata. La pega es que se suelen ofrecen a clientes con buenas posiciones de pasivo, y por tanto a gente que no suele necesitarlos, de todas formas si tienes esa opción debes ver qué condiciones financieras te ofrecen y si podría interesarte.

Préstamos entre particulares (P2P Lending):Una nueva modalidad de financiación, mediante la cual la persona o empresa que necesita el dinero expone la finalidad, el plazo y el tipo de interés, y otras personas van “invirtiendo” en ese préstamo. Es una modalidad similar al crowdfunding. En España algunas plataformas conocidas son: Comunitae o Lendico. El problema en este caso es que el proceso es relativamente lento, ya que debes esperar a que los usuarios hagan sus aportaciones y suele ser más útil para pymes que para particulares.

Préstamo inmediato:Seguramente todos hemos visto algún anuncio en TV, radio o prensa, en los que llamas y te facilitan el dinero de inmediato, pero claro, en ese caso las condiciones son relativamente opacas ya que en una llamada y al momento no es muy usual que seamos realmente conscientes de las condiciones. El modelo ha evolucionado, y ahora podemos encontrar esa opción online, directamente con empresas que se dedican a ello, como la típica Cofidis, o mediante comparadores como Helpmycash o buscadores como Rastreator,, que nos facilitan el trabajo y nos ofrecen la mejor opción en función de nuestras necesidades, aunque es muy muy importante leer bien las condiciones. Si la rapidez y sencillez es nuestra prioridad, tenemos opciones como sucredito,, con un préstamo rápido sin mucho papeleo.

¿Es razonable que los bancos cobren por los depósitos?

 

Conclusión

Lo mejor es no tener que recurrir a ninguna de estas opciones, mediante una adecuada planificación de nuestro ahorro y trabajando siempre con márgenes de seguridad suficientes. Pero la realidad es que mucha gente se ve obligada a recurrir a estas soluciones, y por ello es conveniente tener claro qué opciones son las más adecuadas en cada caso particular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here