Nunca te pares es la autobiografía de Phil Knight, fundador de Nike. En ella encontraremos los primeros 2 décadas  del nacimiento de una de las compañías más valiosas del mundo hoy en día.

Lo primero que llama la atención es la traducción: Nunca te pares vs Shoe Dog en inglés, no parece que tenga mucho que ver (algo habitual también con los títulos de películas).

Si quieres comprar el libro puedes pinchar en la foto

Nunca te pares

Locuras de juventud

El fundador de Nike empieza su periplo laboral vendiendo enciclopedias en Hawai, luego pasa a ser contable en la propia isla y vence la tentación de quedarse en ese lugar paradisíaco para continuar su planeada vuelta el mundo para abrir la mente. Ese era el plan inicial, que consiguió fuera financiado por su padre, pero la escala en Hawai era muy tentadora, de hecho su compañero de viaje se quedó.

Destacar que como no tenía físico para otros deportes de moda como el Beisbol, del que es rechazado, canaliza su energía hacia el atletismo y en la universidad de Oregón conoce a Bill Bowerman, su entrenador, y que fue una figura clave en el futuro devenir de lo que hoy es Nike.

En ese viaje Japón cambia su vida. Su idea era entrevistarse con alguien de la empresa japonesa Onitsuka, calzado desconocido en USA, pero que es de buena calidad y mucho más barato que Adidas.

Consigue una entrevista y se hace pasar por el directivo de una empresa de distribución (que no existe) en USA con la idea de poder llegar a algún tipo de entendimiento con los directivos japoneses.

Consigue el compromiso de que le manden unas muestras a USA para poder promocionarlas. Pasan meses hasta que las recibe, pero cuando lo hace le envía algunas a su antiguo entrenador Bowerman con la idea que algunos de los atletas de la Universidad llegarán a utilizarlas.

La calidad del calzado es buena, y para sus sorpresa Bowerman le propone ser parte del negocio y crean el germen de Nike: La empresa Blue Ribbon, en la que van a medias.

Todos tenemos en la mente los inicios de Bill Gates, Jobs o Bezos, en garajes, sin nada más que una idea. En este caso es aún más extremo ya que tienes que producir productos que dependen de terceros, no depende plenamente de ti.

Subscribete al Newsletter

Recibe las entradas el primer@ y accede a contenido exclusivo

Bill Bowerman

Vivir al borde de la quiebra

La historia de Knight, de Blue Ribbon y posteriormente de Nike ha sido siempre la de vivir al límite de la quiebra.

Todo el dinero que genera la empresa lo dedica a comprar nuevos suministros, y desde el principio, ha sido una empresa de crecimiento hiperendeudada, que siempre iba al límite.

De tal forma que siempre ha tenido problemas para encontrar financiación e incluso el banco americano con el que trabajaba le cortó la financiación por considerar su negocio de demasiado riesgo. 

Cambios en el examen del CFA, ahora mucho más fácil aprobar

Ahí la vía japonesa vuelve a ser la salvación de Knight, y la empresa japonesa Nissho. Hoy este tipo de empresas quizás no tuvieran problemas de financiación vía private equity o capital riesgo, pero es un concepto que hace medio siglo no estaba tan presente, y es lógico que los banqueros tradicionales tuvieran reticencias en financiar un negocio que sólo pensaba en crecer

Pese a que Nissho fue un socio financiero mucho más sólido que los bancos USA, estuvo a punto de cortar la financiación varias veces entre 1962 y 1975.

Blue ribbon tiger shop

La importancia de los compañeros de viaje

El proyecto que empezó con su antiguo entrenador no se puede entender sin varias figuras clave, que durante el libro el autor nos explica los sacrificios personales que asumieron por este proyecto común

El primer empleado de Blue Ribbon y antiguo compañero de Knight Jeff Johnson es uno de ellos.  Primero vendía zapatillas en la tienda de California y posteriormente fue enviado a la coste este una vez que deciden expandirse. Vivía obsesionado con el proyecto y el propio autor pone en duda su situación mental en varias fases del libro

Otra figura importante es Bob Woodell, antiguo atleta que se quedó en silla de ruedas y que entró en el proyecto de la mano de Bowerman. Pronto se convirtió en una figura clave, jefe de operaciones, e incluso sus padres otorgaron financiación en momentos iniciales para evitar la bancarrota de la empresa y poder seguir adelante.

Otra figura importante que aparece más tarde es el abogado Bob Strasser, quién tuvo un papel importante para solucionar los problemas legales que surgieron en 1973 con Onitsuka cuando ésta demandó a Blue ­Ribbon por incumplimiento de contrato después de haber descubierto que Knight había lanzado una nueva línea de zapatillas llamada Nike de producción propia

Phil Knight

Ir un paso por delante

La historia de éxito de Knight se basa en ir siempre un paso por delante

Primero en importar zapatillas japonesas muy competitivas en calidad a un precio mucho más bajo

Luego en conseguir comercializarlas con patrocinios que le daban visibilidad y no dejar de mejorar su producto, aún a costa de fracasos de los que siguieron aprendiendo

Antes de salir a bolsa, 2 innovaciones clave. Vender ropa para diversificar su oferta y las famosas Nike Air de cámara, cuyos primeros modelos fracasaron y tuvieron que retirar, pero que posteriormente, unidos a la marca Jordan supusieron el despegue definitivo de Nike. Quién no tuvo una en su juventud y soñaba con saltar como Jordan al hincharlas.

También fue la primera empresa norteamericana en empezar a producir en China, todo un hito décadas atrás, en el que ahora es uno de sus principales mercados

Incluso el nombre de la empresa es una señal en ese sentido, Nike en honor a la diosa griega de la victoria Niké 

No rendirse

Ya he comentado que la empresa siempre vivía al filo de la navaja por la financiación y depender siempre de una mala temporada de ventas de algún producto, pero tuvo 2 momentos especialmente críticos

Cambios en el examen del CFA, ahora mucho más fácil aprobar

La lucha legal con Onitsuka a inicios de la década de los 70 tras 10 años de relaciones con altibajos y la batalla con las aduanas americanas que reclamaban 25M de dólares que finalmente se saldó con el pago de 9M de dólares tras años de luchas y presiones políticas

Por ello, además de la batalla del día a día y no dejar de crecer y lugar contra competidores más grandes y poderosos, esos puntos críticos han marcado el devenir de la empresa. De hecho tras cerrar la batalla con el gobierno americano es cuando la empresa sale a bolsa.

En la parte final del libro también menciona otro problema más reciente, la problemática de la explotación de sus empleados y empresas subcontratadas en países subdesarrollados.

Skin in the game

Si algo es destacable de esta historia, como de otras, es la implicación personal de los actores principales de la historia de Nike

Las primeras compras financiadas por su padre, Knight dedicando todos sus ahorros a nuevos pedidos en sus otros trabajos, dónde por cierto conoció a su mujer Penny, que fue alumna suya cuando el ejercía de profesor y muy pronto también se unió al proyecto como empleada de Blue Ribbon

Knight ha desaparecido de su casa durante largos períodos, necesario muchas veces para desencallar los problemas con sus socios primero, y para buscar nuevas fábricas cuando se lanzó por fin a producir por su cuenta.

Aunque no se comenta mucha, en el final del libro se habla del drama familiar de la muerte de su hijo Matthew buceando, quien prometió no usar nunca un producto Nike en señal de protesta por las largas ausencias de su padre y que le llevaron a ser un rebelde desde los inicios.

Opinión personal

Un libro interesante para conocer en primera persona las 2 décadas de lucha para llevar a cabo un proyecto que hoy se ha convertido en un gran éxito

Vemos las dosis de audacia, suerte, sufrimiento y sacrificios personales que implica un proyecto así, y que posiblemente muy pocos estarían dispuestos a admitir

Más que un libre de inversión es un libro de emprendimiento, lecciones de vida e inspiración, con luces y sombras, como todo.

Por buscar un punto común en otras historias como la de Steve Jobs o incluso Warren Buffett o Bill Gates, todos ellos comparten la obsesión por su proyecto que en muchos casos es a costa de grandes sacrificios personales.

Muchos quieren el éxito, pero pocos están dispuestos a pagar el precio de ese éxito

Por poner un pero, quizás hubiera estado bien más detalles del período 1980-2006 en el que Knight establece estrechas relaciones con Michael Jordan, Lebron, Kobe, Tiger Woods o muchos otros, y es algo que se cuenta muy de pasada en el último capítulo.

Si te ha gustado el resumen puedes comprar NUNCA TE PARES: Autobiografía del fundador de Nike pinchando en el link.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here