En la anterior entrada os hablaba del importante papel que el oro ha jugado a lo largo de la historia en la economía en general y como elemento valioso que en muchos casos mantenía la estabilidad cambiaría y además ejercí de activo anticíclico por antonomasia.
 
Para comprobarlo, podemos ver la evolución del precio del oro comparado con la evolución del S&P500 en los últimos años:

 
 
 
 
Algunos motivos que nos pueden llevar a considerar aún hoy la inversión en oro como una buena alternativa son:
 
1- Rentabilidad: Si vemos el gráfico, vemos que entre 2004-2015 ha multiplicado por 4 su valor, mientras que el SP500, pese a estar en máximo, ha tenido un rendimiento aproximado de 2,5, por tanto de haber invertido en oro, pese a las recientes bajadas, tendríamos una rentabilidad mejor.
 
2.- Bien limitado y escaso: Como todo en la vida, el mercado se mueve por la oferta y la demanda., el oro, al contrario que el petróleo por ejemplo, no tiene bienes de consumo alternativo, y es un bien escaso, y de hecho la producción se ha reducido por el cierre de aquellas minas que tenían unos costes marginales más elevados.
 
3.- Buena alternativa en épocas de crisis: El motivo es que los tipos de interés son bajos, y además hay mucho miedo en las bolsas, la combinación de ambos efectos genera que la inversión en oro sea la moda imperante en esos momentos.
 
4.- Bien estratégico: Pese a que ya se abandonó el patrón oro como contamos en la entrada anterior, sigue siendo un bien que todos los grandes inversores, instituciones y bancos centrales tienen en sus reservas, ya que no deja de ser un bien de valor reconodido universalmente, y se puede utilizar como equilibrador de tensiones en los mercados.
 
5.- Demanda Creciente: Cada vez hay más países desarrollados, y más demanda de bienes de lujo, por tanto, esos «nuevos ricos» incrementan la demanda de metales preciosos, y por ello, eso puede presionar al alza su precio.
 
6.- Complemento: Es un valor que puede complementar muchos tipos de estrategia, como pueden ser las carteras de inversión a largo plazo Bogle u otras estrategias similares. 
 
7.- El primer principio de cualquier inversor es que su cartera no pierda valor, el oro es uno de los pocos activos que no lo hace, ni con inflación ni con deflación, por tanto es un paraguas perfecto para evitar que nuestra cartera se devalúe por la inacción.
 
8.- Seguridad psicológica: muchos inversores que invierten en oro físico vía lingotes o monedas, se sienten más seguros sabiendo que su inversión es un bien material, que pueden tocar, y que en caso de fin del mundo, se pueden llevar consigo y que siga teniendo valor.
 
9.- Relacionado con lo anterior, es un activo que no depende directamente de los mercados financieros, un corralito o algo similar no impediría que podamos seguir negociando directamente con el valor de nuestro activo.
 
10.- Atemporalidad: como vimos en la anterior entrada, el oro y la plata son seguramente los únicos activos que se han mantenido vigentes a lo largo de la historia.
 
Conclusión
 
No pretende hacer apología de la inversión en oro, simplemente me parece una opción interesante para diversificar nuestra cartera a largo plazo y hacer que baje su volatilidad, no es bueno tener todos los huevos en la misma cesta, y por mucha diversificación que tengamos en renta variable, eso no nos evitaría problemas en algunos casos muy,muy improbables, pero nunca se sabe.
 
En la siguiente entrada os hablaré de los instrumentos para invertir en oro

Entrada relacionada:
Invertir en oro (I): Un poco de Historia

4 Comentarios

  1. Es un instrumento para tener en cuenta a la hora de diversificar. Yo por ahora no me lo planteo, pero en un futuro cuando la cartera sea mas grande puede ser interesante en invertir en oro y en renta fija.

    Un abrazo,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here