Madrid y Barcelona cuentan con los alquileres más altos de España pero, desde el punto de vista del inversor, no son los mercados más rentables ya que, al mismo tiempo, tienen los precios de compra más elevados por metro cuadrado.
La capital más atractiva es Lleida-revalida su primer puesto- con una rentabilidad bruta del 5% frente al 4% y 3,7% de esos dos mercados. Por tomar una referencia, la rentabilidad de los bonos del tesoro a cinco años -equivalente a la duración de un contrato d alquiler- es del 4,81%.
Los alquileres de Madrid y Barcelona se encuentran, de media, en 144,3 y 139,9 euros anuales el metro cuadrado, mientas que el precio de compra se sitúa por por encima de los 3.500 euros el metro cuadrado en ambos casos.

En Lleida, por el contrario, estos precios se sitúan en 66,8 y 1.330 euros respectivamente, según datos de idealista.com, que para elaborar este estudio ha dividido el el precio medio de alquiler anual del metro cuadrado entre el precio del metro cuadrado en venta en las diferentes capitales de provincia en el segundo trimestre.
Con la rentabilidad más alta de España y, teniendo, en cuenta los precios del alquiler, la compra de una vivienda en Lleida se amortizaría en algo menos de 20 años frente a los casi 25 y 26 años de Madrid y Barcelonao a los más de 34 en A Coruña, donde los precios de los alquileres se mueven en torno a 77 euros anuales el metros cuadrado, y los de compa, por encima de 2.600. Precisamente en la capital coruñesa la rentabilidad bruta anual es la más baja de toda España, del 2,9% (pinche aquí para consultar las rentabilidades de todas las capitales).
Por detrás de Lleida, las capitales más rentables son Las Palmas de Gran Canaria (4,5%) y Huelva (4,4%). Por el contrario, y junto a A Coruña, se tarda más en recuperar la inversión en Ourense (3,1% y 32 años), Santander (3,1% y 31,8 años) y San Sebastián (3,1% y 31,8 años).
Baja el precio de compra, suben los alquileres
En pleno boom y subida sin freno de los precios, comprar ladrillo era prácticamente sinónimo de inversión asegurada. Comprar para posteriormente vender o comprar para después alquilar. Ahora, tres años después del estallido, quien cuenta con efectivo ha buscado alternativas en otros mercados -muchos son los que han decidido poner a buen recaudo su dinero en oro y francos suizos. y mira con lupa cualquier movimiento en el inmobiliario antes de dar cualquier paso en falso.

De hecho, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y con unos precios que todavía no han tocado fondo, comprar una vivienda, no para su uso y disfrute, sino como inversión, ha quedado momentáneamente aparcada aunque nos encontramos en un contexto de continuo goteo a la baja de precios y subida de los alquileres.
De hecho, los últimos datos revelan un descenso del 5,2% en la vivienda libre durante el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2010,según las últimas estadísticas del Ministerio de Fomento.
Por su parte, el precio medio del alquiler registró subidas en algunas de las principales capitales, como Madrid, en ese mismo periodo, según idealista.com. En la capital de España, la subida trimestral fue del 0,5%, del 1,3% en Sevilla, del 3,3% en Bilbao y del 0,4% en Zaragoza, porcentajes que alcanzan máximos del 4,2% en Lleida y el 3,9% en Cádiz.
 
Fuente: Cotizalia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here