Nochebuena, navidad, en algunos puntos de España como Cataluña San Esteban…y lo que queda. Como cada año, la navidad es una excusa tan buena como cualquier otra para darnos un festival con mucha comida, muchos eventos, gente a la que deseas reencontrar y gente que te da mucha pereza volver a ver.

Espíritu navideño

Si os soy sincero, nunca he sido especialmente fan del espíritu navideño. Cuando era pequeño solía ir a Galicia con mi familia, aunque siempre hemos sido bastante pragmáticos, lo más importante en estas fechas era la matanza del cerdo. Recuerdo que una vez me enfadé mucho con mi madre porque el día de navidad quedaron para hacer la matanza.

Para los que no sepáis de qué va, lo tradicional es que amigos y vecinos se reúnan de forma rotativa y se ayuden unos a otros. Pero claro desde mi perspectiva de niño lleno de ilusiones navideñas era una reunión con muchos conocidos (y algunos ni eso), para matar unos cerdos que luego se quedaban colgados en el patio. No sé que opinará papá noel de esta tradición. Y ya sé que suena un poco bárbaro, pero en realidad al animal se le respetaba al máximo, pues se minimizaba su sufrimiento y se aprovechaba absolutamente todo, aunque entiendo que para cierta gente pueda resultar algo desagradable.

Así pues, ahora que soy más mayor, y veo a gente tremendamente ilusionada con ello, se me queda un poco esta cara:

Christmas husky mad

En navidad todo el mundo se vuelve solidario y generoso, tenemos que acudir a algunos eventos sociales, especialmente en el trabajo, que no nos hace gracia. Aunque todo suma, y mejor eso que nada, desde mi punto de vista es el hábito el que hace al monje, y no una acción puntual para lavar nuestra conciencia antes de darnos atracones de comida y consumismo.

balance de 2017: cierre del año

Los regalos

Y lo peor de todo es el espíritu consumista que se apodera de todo y de todos. Yo solía trabajar al lado de un corte inglés hasta este año, y a partir del 10 de diciembre, estaba todo completamente colapsado de coches.

La sociedad nos empuja a que eres lo que tienes. Por ejemplo, la salida del nuevo Iphone X generó un hype que incluso me tentó a probarlo, pero la si lo piensas fríamente, ¿Que te aporta un teléfono de 1.200€ que no lo haga uno de 250 euros? Sí, tiene alguna funcionalidad nueva interesante como el reconocimiento facial, pero nuestro día a día no cambiará por ello.

Papá Noel sólo me ha dejado una cosa, y como veréis, no es algo que tenga un gran valor material, pero es que la realidad es que no necesito nada en este aspecto, este ha sido mi regalo:

Warren Buffett present

Es cierto que con una niña pequeña te cambia en parte la perspectiva. Aunque algo que siempre me ha preocupado es que no tenga un exceso de cosas y regalos, aunque es difícil siendo hija única y nieta única por ambos lados. Al final te das cuenta que le hace ilusión el regalo que crees menos valioso, y en cambio a otros no les hace ni caso.

Cuando le hemos llevado el regalo a su profe, lo que más ha valorado ha sido el dibujo de la niña y apenas ha mirado el resto del lote, porque ese dibujo es único, no se puede comprar.

De todas formas, como ya comenté por estas fechas el año pasado con el ejemplo de Sam Berns, los regalos pueden ser de todo tipo. Compañía, experiencias, etc

balance de 2017: cierre del año

Por eso, un iphone X se puede comprar, y no es que no podamos hacerlo, es que no queremos, tenemos otras prioridades. Y no por eso disfrutamos menos de la vida.

Conclusión

Con el paso del tiempo te das cuenta que lo importante no eran los turrones, el árbol de navidad, o matar un cerdo. Lo importante era estar junto a mi abuela, mi tío y otros seres queridos. Que más da si es haciendo uno cosa u otra.

De hecho, no tengo ni idea de cuales eran mis regalos en aquellas fechas. Hablo de regalos materiales, pero en cambio, sí recuerdo perfectamente esos momentos con gente con la que ya no puedo estar. Ese era el regalo.

Os deseo a todos los lectores que tengáis una feliz navidad y que disfrutéis al máximo de vuestros regalos, sean cuales sean.

Si has considerado el artículo interesante, te agradecería enormemente que hagas difusión en la RRSS o lo envíes a tus amigos. Para hacerlo sólo tienes que clickar el icono justo debajo, además si te suscribes, recibirás todas las entradas en tu correo

6 Comentarios

  1. Los regalos más importantes son aquellos que no se pueden comprar como una buena charla, una sonrisa o la compañía de aquellos que quieres.
    Muy sabio el artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here