Ya hace tiempo que los promotores, y más concretamente los miembros del llamado grupo G14 que agrupa algunas de las entidades más importantes del sector claman contra la supuesta competencia desleal que realizan los bancos a sus entidades para la venta de los pisos en mejores condiciones.

Como ya se ha comentado en otro artículos, los promotores se encuentran con 2 grandes problemas para dar salida al stock de más de 800.000 viviendas finalizadas y no vendidas:
1.-Imposibilidad de bajar más los precios, dado que si lo hicieran incurrirían en pérdidas y no tienen recurso alguna para asumirlas. Nos hemos cansado de ver carteles “se vende piso por el mismo importe dela hipoteca del promotor”.Óbviamente ese importe es superior al valor real de mercado hoy en día de esa vivienda.

2.- Restricción de la financiación para la compra de viviendas por parte de las entidades bancarias.
Es un acto de responsabilidad por parte de esas entidades,requerido tanto por organismos nacioonales(Banco de España) como por organismos internacionales(FMI, Comisión Europea…).

Por ello no entiendo la llamada competencia desleal que algunas consultoras denuncian en artículos de prensa y las quejas por la falta de financiacón.

Respecto al primer punto, los bancos no son inmobiliarias ni pretenden serlo, y por tanto asumen las pérdidas que los promotores no pueden o quieren asumir, además mejorando las condiciones de financiación para los potenciales compradores.Es normal que la prima de riesgo en estos casos sea menor, porque el coste de oportunidad, no vender el piso que el banco se ha tenido que quedar por el impago del promotor al no venderlo, es dotar la totalidad del préstamo. Quizás la queja esta mal enfocada, dado que se podría decir que si las condiciones de financiación son malas para los promotores, estos  no venderán, y al final esos pisos acabarán en manos de la banca y acabaría el círculo vicioso.

Respecto a la falta de financiación, las quejas esta muy justificadas en los casos en los que se niega financiación a proyectos empresariales de PYMES y grandes empresas, pero no en los casos de viviendas hipotecarias.La proporción hipotecaria en los balances bancarios es excesiva a ojos de todas las autoridades económicas, y por tanto, deben medirse al milímetro las nuevas operaciones que se concedan, dejando en el olvido financiaciones del 120% del valor de tasación(algún dia hablaremos de las tasaciones..)En definitiva,las quejas són lógicas desde su punto de vista(nada objetivo), pero los bancos y cajas no hacen nada que no haría cualquiera en una situación díficil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here