Teníamos pendiente desde la entrada de hipotecas a tipo fijo hablar sobre los swaps para poder hacernos nuestra propia hipoteca fija de forma mucho más barata que contratarla con el banco, o convertir nuestra hipoteca ya vigente en fija sin cambiar nada de la hipoteca. 

 
Cuando oímos Swap nos puede sonar muy mal,  y pensamos que esto es un producto de esos raro que usan los grandes bankers, pero en realidad conceptualmente es bastante sencillo, otra cosa son los mecanismo y cómo se liquida, pero vamos, que para entenderlo es muy fácil. Aviso que la entrada de hoy es más bien conceptual, pero creo que es necesario explicar la teoría para ver en la siguiente como podemos usarlo de forma práctica.

Definición

Un Swap es un tipo de derivado financiero. Hasta ahí creo que todos los teníamos bastante claro. Pero también se puede decir que es una permuta entre dos partes, que intercambian los cobros/pagos vinculados a otro producto subyacente o derivado, de ahí su nombre.

El diagrama sería el siguiente:



Aunque lo normal es que no hay 3 partes, sino 2, ya que la mayoría de bancos gestionan directamente ellos el riesgo en sus mesas de tesorería sin ir a buscar un tercero para cerrar la operación.

Tipos de Swap

Tipos de interés: Más conocido como IRS (interest Swap Rate).  Es sin duda el swap más frecuente que podemos usar los particulares. En él se intercambian tipo fijo y tipo variable. De hecho, mediante estos contratos se instrumentan las famosas cláusulas suelo y techo, que han sido tan polémicas a raíz de la bajada de los tipos de interés en los últimos años.
Su funcionamiento es el siguiente en un caso habitual, por ejemplo en una hipoteca a tipo variable:
Si tenemos una hipoteca a tipo variable y queremos aprovechar los bajos tipos actuales para asegurarnos un buen precio para lo que queda de operación, podemos negociar una permuta con el banco. Nosotros pagaremos el tipo fijo y así nos olvidaremos de lo que suceda con el Euribor en el futuro. Pero claro, si los tipos bajan, pagaremos más de lo que habríamos pagado a tipo variable. Es el coste del “seguro”.
Divisa:Conceptualmente es idéntico, ya que se fija un intercambio de divisas en dos momentos diferentes en el tiempo, a un tipo de cambio pactado. Llegado el momento futuro, podemos ganar o perder con la operación, pero de esta forma nos aseguramos un nivel que hoy consideramos adecuado. Es muy
Otros: Equity swaps (Swaps sobre acciones), CDS (Cobertura de insolvencias), etc, etc. Tenemos de todos y más. Como son productos a medida, se puede hacer como queramos.
Hoy en día, la operativa de derivados es muy compleja, de forma que podemos “swapear” prácticamente todo

Plain Vanilla


Si, ya sé que parece que hablemos de un helado…pero no.

Más que nada que si algún dia leéis por algún sitio ese término, que sepáis qué es, que simplificando sería una operación básica, standard, en el caso concretos de las IRS las características serían:

  • No hay opciones en la estructura, es un futuro cierto, Yo reciba A y pago B.
  • La moneda de la operación es la misma, no hay riesgo de tipos
  • No hay intercambio de nominales, estamos cubriendo los flujos.
  • La parte variable, y la parte fija, tienen pagos periódicos, aunque no tienen porque coincidir en la misma fecha

El precio y el valor

Dada una estructura de pagos y una curva de tipos de interés, el precio del IRS es el tipo fijo. Si pido precio para cubrir una hipoteca a la que le quedan 10 años de vida y esta reverenciada al Euribor 3M será 0,5% por ejemplo.
El valor es otra cosa, es la diferencia neta y actualizada entre pagar fijo, y pagar variable.
En la siguiente entrada veremos con números como se fija el precio y el valor, realmente todos podríamos hacerlo con los ingredientes iniciales (básicamente la curva de tipos futuros)

Utilidades

Básicamente este producto tiene 3 utilidades:
  • Cobertura: Es lo más frecuente, tanto entre minoristas como empresas.
  • Especulación: Podemos apostar a subidas o bajadas del producto subyacente.
  • Arbitraje: intentar aprovechar las disfunciones temporales del mercado, algo que hacen sobretodo las entidades financieras. Por ejemplo, si vemos que el 4 años pagamos más que el cinco años, eso es raro, y podemos comprar el 5 años esperando que suba para que todo vuelva a la normalidad

 

 Cancelación

Los swaps pueden cancelarse en cualquier momento, pero tienen un precio de mercado (se conoce como MTM, Market to Market). Esto es algo que muchos han comprobado con las clausulas suelo.
Pongamos dos ejemplos, uno favorable y otro desfavorable:
Si contrato un tipo fijo a pagar del 4%, hoy en día ese swap valdrá una fortuna, porque el Euribor está en negativo. Por tanto, si quiero cancelarlo tendría que hacer un desembolso enorme. Si volvemos a calcular el valor de ambas patas, la pata variable sería muy inferior a la pata fija, y tendríamos que pagar al banco.
En el caso contrario, si contrato un tipo fijo del 1,5% y el Euribor se dispara a un 6%, al cancelarlo cobraríamos una cantidad enorme de dinero. En este caso, la pata fija valdría mucho más que la variable, y el banco nos tendría que pagar.

Conclusión

En definitiva, los Swap son un producto muy frecuente en los mercados financieros que se utilizan continuamente, pero hay que ser consciente que pese a poder usarse como una cobertura que nos aporte seguridad, es un producto de suma 0, si yo gano, la otra parte pierde.

 

Soy consciente que esta entrada es algo densa, pero veréis con números que toda esta teoría aterrizada a una hoja de excel es mucho más simple de lo que parece. Espero que no haya sid muy aburrido, prometo no hacer muchas entradas «rollos» de estas.

Buenos Beneficios

2 Comentarios

  1. Hola Finanzasmanía,

    Muy interesante entrada. Deseando leer la continuación.
    Un par de preguntas sobre los IRS y credit swaps :
    ¿Para contratar uno sobre una hipoteca, hay que pedirlo ad-hoc en el banco?
    En caso afirmativo ¿Cómo puede uno comparar si le han ofrecido un swap atractivo, hay alguna web o mercado dónde mirarlo?
    Gracias.

    Salu2 Cordiales

  2. Hola Josep

    Para el IRS puedes hacerlo con el banco de tu hipoteca, o potencialmente, con cualquier otro

    El problema es que a raiz de las clausulas suelo serán muy reacios a hacerlo con particulares por miedo a que si luego te va en contra la operación

    Para comprobar el spread que te meten podrías hacerlo con la cotización del propia swap en mercado (en bloomberg por ejemplo sale), o lo típico, pidiendo precios en varias entidades

    Un abrazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here